Reportaje de un Viaje
Fecha de publicación : 06 de Julio de 2024
Valencia. Motivaciones.

Voy a publicar aquí unas cuantas fotos de mi reciente viaje a Valencia. Las voy a ordenar de acuerdo con los motivos por los que decidí viajar. Valencia es una ciudad que nunca me defrauda. Quería ver el mar, estar en un buen hotel y, sobre todo, recordar lo bien que se come en algunos restaurantes valencianos que ya conocía . . . y también probar algún otro del que había oído cosas muy buenas. Además, Valencia es una gran urbe, me gusta porque allí se puede compaginar muy bien playa con ciudad. Me gusta mucho la ciudad vieja. Por si todo eso fuera poco, en esta ocasión, también buscaba ver el ambiente de la Noche de San Juan y comprobar en persona el lugar donde se retira a los ninots indultados en las Fallas.

De todo eso vamos a ver fotos aquí:


(1) Hotel

¡Aquí (en Madrid) no haya playa! Esa era la motivación primera para ir a Valencia: ver el mar. Por eso elegí un hotel donde pudiera contemplarlo desde la habitación. El Hotel Balneario Las Arenas fue una estupenda elección. Un hotel grande, moderno, cómodo, . . . y . . . ¡justo enfrente del mar!


      (c) Mamuga

      Foto nº 1 : Hotel Balneario Las Arenas

      Una habitación con vistas.


      (c) Mamuga

      Foto nº 2 : Hotel Balneario Las Arenas

      Para nadar lo mejor la piscina.


(2) Playa

La playa situada al norte de Valencia es estupenda para pasear. Yo la llamo (a toda ella) “La Malvarrosa” pero en realidad, toponímicamente hablando, son varias playas consecutivas situadas una detrás de la otra: Playa del Cabañal, Playa de las Arenas, Playa de la Malvarrosa, Playa de la Patacona, Playa de Alboraya . . . nunca sabes donde termina una y empieza otra. La playa es muy ancha, de arena muy fina y muy larga . . . estupenda para caminar. Pero el mar, . . . acostumbrado a las aguas trasparentes de Baleares, . . . estas aguas urbanas y próximas al puerto dejan mucho que desear. En esta ocasión, para nadar, lo mejor era la piscina del hotel.


      (c) Mamuga

      Foto nº 6 : Playa Cabanyal

      Para tomar el sol, bien, . . el agua, no tan bien.


      (c) Mamuga

      Foto nº 7 : Playa La Malvarosa

      A pesar de que había bastante gente, me gustó la sensación de espacio libre.


      (c) Mamuga

      Foto nº 8 : Playa La Malvarosa

      Una playa ancha y larga . . . estupenda para pasear . . . y para no sentirte "apretujado".


(3) Restaurantes

Otro motivo importante para viajar a Valencia es la gastronomía. Hace cuatro años, justo al principio de la pandemia, descubrí un restaurante que me gustó mucho: Ricard Camarena. Tenía muchas ganas de volver, para reconfirmar el estupendo sabor de boca que me dejó (nunca mejor dicho). No me defraudó. Ricard Camarena, en mi opinión, no solo es uno de los mejores restaurantes de Valencia, ¡es uno de los mejores restaurantes de toda España!

También fui una noche a cenar al restaurante La Salita, de Begoña Rodríguez (no lo conocía). Está situado en una restaurada vivienda del siglo XVIII. El local (La Salita) me pareció estupendo, pero aún me gustó más la comida, fue una agradabilísima sorpresa. ¡Un restaurante para volver a Valencia!

El tercer restaurante gastronómico al que fuimos fue El Poblet. Este sí le conocía de ocasiones anteriores. Es un restaurante que siempre me ha gustado mucho (y continúa gustándome) pero, quizá no tanto como antes. Se trata de un restaurante que pertenece al grupo de Quique Dacosta y, siempre que comí allí el menú estaba muy basado en la casa madre del grupo. Ahora en El Poblet han tomado su propio camino gastronómico. Un camino muy interesante marcado por el chef Luis Valls, . . . ¡pero me gustaba aún más cuando era casi el mismo menú que en Quique Dacosta!


      (c) Mamuga

      Foto nº 3 : Restaurante Ricard Camarena.

      Menú: "Recorrido Ricard Camarena".


      (c) Mamuga

      Foto nº 4 : Restaurante La Salita.

      Menú: "Sangonereta".


      (c) Mamuga

      Foto nº 5 : Restaurante El Poblet.

      Menú: "Territori".


(4) Arquitectura

Desde el punto de vista arquitectónico Valencia destaca por la modernísima Ciudad de las Artes y las Ciencias. También tiene algunas construcciones, tanto civiles como religiosas, muy singulares: la Plaza de Toros, la Catedral, el Miguelete, la Lonja de la Seda . . . pero a mí me gustan más algunos edificios que no son tan conocidos. Cada vez que voy a Valencia aprovecho para buscarlos.


      (c) Mamuga

      Foto nº 9 : Casa Noguera.

      Construida en 1909.
      Homenaje al gótico valenciano.


      (c) Mamuga

      Foto nº 10 : Casa Ernesto Ferrer.

      Principios del siglo XX.
      Estilo neoclasicista.


      (c) Mamuga

      Foto nº 11 : Antiguo edificio del Banco de Valencia.

      Construido en 1942.
      Neobarroco valenciano.


(5) Museo Fallero

Nunca había estado en el Museo Fallero. Ese era un de los motivos del viaje. Me gustó incluso más de lo que esperaba. La idea del ninot indultado de ser quemado en Las Fallas, desde que yo era un niño, ha tenido un lugar preferente entre mis fantasías. La idea de ser salvado del fuego y pasar a habitar para siempre en un templo, rodeado de otros muñecos también privilegiados, me parecía muy atractiva. Ahora, viéndolo todo con unos ojos no tan infantiles, lo que más me ha gustado de este museo es que, sin perder el tono critico, guasón y sarcástico típico de Las Fallas, esta colección de muñecos permite darse cuenta de como ha evolucionado la sociedad, valenciana en particular y española en general, durante las ocho últimas décadas. ¡Muy interesante! Me gustó mucho, sobre todo, la expresividad que consiguen en los rostros de los muñecos.


      (c) Mamuga

      Foto nº 12 : Ninot indultado en el año 1976

      Lema: "Despertar a l'erotisme" (detalle)
      Artista: Arturo Musoles Chordá
      Comisión: Peu de la Creu / En Joan de Vila-rasa


      (c) Mamuga

      Foto nº 13 : Ninot indultado en el año 1976

      Lema: "Despertar a l'erotisme" (detalle)
      Artista: Arturo Musoles Chordá
      Comisión: Peu de la Creu / En Joan de Vila-rasa


      (c) Mamuga

      Foto nº 14 : Ninot indultado en el año 1981

      Lema: "No canvies senda vella per novella" ("No cambies senda vieja por novela")
      Artista: Julián Puche Ferrándiz
      Comisión: Espartero / Ramón i Cajal


(6) El centro de Valencia

El centro de Valencia es un estupendo lugar para perderse. Me gusta la zona del Mercado Central (que, a pesar de la influencia del creciente turismo, continúa siendo un mercado de verdad), la Plaza del Ayuntamiento, el Barrio del Carmen, . . . como no había estado nunca en la iglesia de San Nicolás aproveché para ir a verla. A esta capilla, exagerando un poco, la llaman la Capilla Sixtina Valenciana. Las paredes y los techos están abarrotados de frescos, que se juntan unos con otros, haciendo que todo el interior de la iglesia sea una única e impresionante pintura global. Es bonito verlo, pero el pintor fue Dionís Vidal, . . . ¡no Miguel Ángel!


      (c) Mamuga

      Foto nº 15 : Plaza del Mercado.

      Naranjito.


      (c) Mamuga

      Foto nº 16 : Puesto del Mercado.

      Atún fresco (recien pescado).


      (c) Mamuga

      Foto nº 17 : Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir.

      La Capilla Sixtina de Valencia.
      Pinturas al fresco diseñadas por Antonio Palomino y ejecutadas por su discípulo Dionís Vidal en 1700.


(7) Noche de San Juan

La Noche de San Juan no se celebra solo en el Levante español. En realidad, es un evento antiquísimo con orígenes paganos previos (y ajenos) al cristianismo. Es una fiesta propia de muchos países europeos, donde se festejaba la llegada del verano haciendo grandes fogatas y aprovechando la ocasión para hacer algún que otro sacrificio humano. En la actualidad la Noche de San Juan continúa celebrándose en muchos lugares de España, de Europa e incluso de Sudamérica (aunque allí se hace coincidir con el solsticio de invierno, no con el de verano). En todo caso, creo que donde más fuerte ha arraigado esta celebración en España es en Alicante y en Valencia. Planifiqué este viaje de forma que pudiera pasar la noche que va del 23 al 24 de junio en la playa de la Malvarrosa.


(8) Nacionalismo

He estado muchas veces en Valencia y nunca me he sentido rechazado. Pero, en el viaje anterior (creo que fue en el año 2020) me llamó la atención la ausencia de la bandera española en la plaza de la Marina, donde había dos mástiles, uno para la bandera valenciana (allí podía verse) y otro para la bandera española (ausente en aquel momento). Lo achaqué a que en aquel momento el alcalde de la ciudad era Joan Ribó i Canut, de Compromis. Por cierto, Joan Ribo no es valenciano sino catalán.

Debo reconocer que en esta ocasión estaba intrigado, ya que ahora en Valencia hay una alcaldesa del PP (María José Catalá Verdet). El primer día que pasé por allí me fijé en que ondeaban las dos banderas, peeeeero . . . la española estaba amarrada con unas cuerdas, de forma que apenas se podía ver. Casi me pareció peor esto que aquello. Puedo prometer que no soy nacionalista español. No necesito ver la bandera de España para sentirme cómodo. Pero sí percibo este tipo de gestos como un menosprecio personal: alguien no me quiere ver por allí . . . ¡y lo explicita de esa manera!

Es una batalla perdida. Los nacionalistas son como lobos y los no nacionalistas somos como corderos. ¡Es cuestión de tiempo! En un par de generación los españoles de fuera de Valencia no serán bien recibidos. Afortunadamente, de momento, en la calle, no se siente nada de eso . . . salvo en algunos pocos (muy pocos) momentos concretos . . . ¡pero las semillas están sembradas!


      (c) Mamuga

      Foto nº 19 : Las dos banderas de La Marina (año 2020).

      Ausencia de la bandera española.


      (c) Mamuga

      Foto nº 20 : Las dos banderas de La Marina (año 2024).

      Bandera española boicoteada.


       
      Privacidad    Condiciones de uso   Copyright