Exposición Virtual
Fecha de inauguración : 1 de Junio de 2011

Sol Marrades

Nunca he oído que un escritor dijera que su especialidad es la “escritura artística”, ni a un pintor, ni a un músico, ni a un escultor, . . . nadie dice: “lo mío es la escultura artística”. En cambio en fotografía sí pasa eso.

Cuando alguien me dice que él hace fotografía artística me pongo en “modo prevengan” . . . suele ser alguien que hace cosas raras. Normalmente es alguien que ni siquiera es capaz de hacer buenas fotos . . . ¡y por eso las hace “artísticas”!, . . . supuestamente.

En cambio si tuviera que resumir, con sólo dos palabras, el tipo de fotografía que hace Sol Marrades, me limitaría a decir que hace “fotografía artística”. Pero . . . ¿por qué auto limitarme a dos palabras? . . . cuando, en realidad . . . ¡puedo decir todas las que necesite!

Conocí a Sol Marrades hace algunos años, cuando yo participaba en un proyecto del grupo Planeta de Agostini. Se trataba de un Portal Temático dedicado, entre a otras muchas cosas, a la fotografía. Allí intercambiamos unos cuantos mensajes y hablamos de fotografía. Luego, cuando se comprobó que el boom de las “puntocom” era eso, un boom, y Planeta decidió apostar por otros medios de comunicación más convencionales, como la televisión, llegándose a convertir en el principal accionista y gestor del Grupo Antena 3, aquel proyecto “puntocom” quedó abandonado y perdí la pista de Sol.

Algunos años después, no sé bien como, me hice con un DVD en el que había un porfolio con sus fotografías y, como Sol tiene un nombre tan poco común, me acordé inmediatamente de ella. Me gustaron las fotos. Baste con decir que de esto ocurrió hace bastante tiempo y que aún poseo ese DVD y ¡sé perfectamente donde lo tengo guardado!

Sol es una excelente fotógrafa. Punto. Sin más calificativos. Pero su fotografía suele finalizar con un proceso que la hace diferente. No es sólo fotografía. Es . . . lo que decía al principio: Fotografía artística. Pero de verdad. Son buenas fotos que, después, son trabajadas con un estilo muy personal. Un estilo muy clásico y muy moderno a la vez.

Yo creo que, aun no siendo bueno etiquetar, la mejor etiqueta para las fotos que hace Sol Marrades podría ser “neopictorialismo”. Desde luego algunas de sus obras me recuerdan claramente a una acuarela, pero no son una acuarela, son una fotografía.

Sol Marrades utiliza la fotografía, igual que la literatura, para, como dice ella misma, “crear otras realidades”. En mi opinión ese es el matiz que permite calificar a una fotografía como artística. El producto de su trabajo es sin duda de naturaleza fotográfica, pero el resultado final es una realidad diferente, propia, . . . algo que ha salido más de su interior que del exterior.

A pesar de que no me estoy limitando ahora en cuanto a decirlo todo en dos palabras me continúa costando mucho trabajo hablar de las fotos de Sol. Lo que sí puedo decir a voz en grito es que me gusta. Qué me encantaría colgarlo en una pared de mi casa. Qué me parece muy poético. Muy sutil. Muy delicado. No conozco demasiado bien a Sol Marrades, pero creo que ella es así: poética, sutil y delicada.

Y lo mejor es que no soy yo sólo el que lo piensa. También piensan así en el “Salon Mondial Photo-Club Esch" en Luxemburgo, donde obtuvo una medalla de plata; y en la Photographic Society of America, donde consiguió una medalla de oro; y en Rumanía, y en Portugal, y en Australia; y en innumerables concursos y salones nacionales, donde ha obtenido numerosas distinciones.

Además de todos estos premios, Sol Marrades ha participado en muchos proyectos en los que su obra ha sido muy valorada, no sólo desde el punto de vista fotográfico: Ha ilustrado cuentos; ha hecho portadas de libros; por supuesto, ha participado en exposiciones individuales y colectivas; . . .

En todo caso renuncio a hablar más de su obra, creo que lo mejor es ver sus trabajos. Lo mejor será que pasemos a ver una docena de sus fotos que, a mi modo de ver, dejan muy a las claras el valor añadido de aporta Sol Marrades. A mí me parece una fotógrafa importante.

A continuación se presentan doce fotos de Sol Marrades, intentando ilustrar dos cosas que parecen contradictorias: su evolución a lo largo del tiempo (lo que cambia) y su esencia (lo que no cambia):


(c) Sol Marrades
Foto nº 01
1995. De la colección “Ensayos”


(c) Sol Marrades
Foto nº 02
1997. De la colección “Adagio”


(c) Sol Marrades
Foto nº 03
1998. De la colección “Paisajes inexplorados”


(c) Sol Marrades
Foto nº 04
1998. De la colección “El capricho de las luces”


(c) Sol Marrades
Foto nº 05
2000. De la colección “Ángeles efímeros”


(c) Sol Marrades
Foto nº 06
2000. De la colección “Venezia”


(c) Sol Marrades
Foto nº 07
2001. De la colección “Sinfonía ecuestre”


(c) Sol Marrades
Foto nº 08
2008. De la colección “Una tarde en la playa”


(c) Sol Marrades
Foto nº 09
2008. De la colección “Una tarde en la playa”


(c) Sol Marrades
Foto nº 10
2008. De la colección “Bodegones”


(c) Sol Marrades
Foto nº 11
2008. De la colección “Soñadores olvidados”


(c) Sol Marrades
Foto nº 12
2010. De la colección “Ensayos ergonómicos”


Para ver más trabajos de Sol: www.solmarrades.com


 
Privacidad    Condiciones de uso   Copyright