Artículo fotográfico
Fecha de publicación : 1 de Octubre de 2012

Mosaicos fotográficos con MacOSaiX


Siempre que puedo me gusta usar el diccionario de la RAE.

Según la RAE un mosaico es "una obra taraceada de piedras o vidrios"; mientras que taracear, también según la RAE, es "adornar con taracea"; y, finalmente, taracea es una "obra realizada con elementos tomados de diversos sitios".

Demasiado complicado. No me viene bien para lo que quiero contar aquí. Así que miremos en la Wikipedia:

"Un mosaico es una obra pictórica formada por pequeñas piezas de piedra, vidrio u otros materiales de diversas formas y colores, llamadas teselas, unidas mediante masilla o yeso para formar composiciones decorativas . . . ".

Esta definición me gusta mucho más. Algo muy parecido a eso es lo que vamos a hacer: una obra fotográfica formada por pequeñas fotografías, unidas digitalmente, para formar una imagen diferente a las imágenes contenidas en cada una de las pequeñas fotografías, que juegan el papel de las teselas.

Por ejemplo, en la siguiente figura se representan 400 pequeñas casillas (20 x 20), todas ellas del mismo tamaño, que al ser contempladas en su conjunto pueden dar lugar a una imagen global. ¡Claro que en este caso, como todas las casillas simplemente tienen un color, la imagen global es idéntica a las imágenes contenidas en cada casilla!

(c) Mamuga

Figura 1



Pero si sustituimos cada casilla por una pequeña fotografía, y lo hacemos con habilidad para que su contenido ayude a formar la imagen global que deseamos, lo que estaremos haciendo es elaborar un mosaico fotográfico en el que, cada una de las pequeñas fotos, jugará el papel de un pixel de la imagen global.

En el ejemplo anterior, como puede comprobarse sin más que contar las casillas de la figura, necesitaremos 400 fotografías; pero si estuviéramos haciendo un mosaico más grande – cómo el que vamos a hacer a continuación, que tendrá 1.600 casillas ( 40 x 40) – necesitaríamos, ¡parece obvio!, 1.600 fotografías.

¡Pues no, no es tan obvio! Porque con 1.600 fotografías no sería suficiente por un simple motivo: tenemos que buscar 1.600 imágenes cuyo contenido nos sirva para formar la imagen final, y para eso no vale con emplear las primeras 1.600 fotografías que nos encontremos. ¡Tendremos que buscar entre decenas de miles de fotos! Incluso mejor, entre centenas de miles de fotos, de forma que encontremos imágenes que nos permitan utilizarlas como si fueran un pixel de la imagen global que estamos intentando crear.

En el fondo es algo muy parecido a hacer un puzle, con la diferencia que la imagen que tenemos que formar es la que nosotros queramos, y las piezas las tenemos que elegir entre las cuasi infinitas fotos que existen en el mundo (bueno, en realidad que existen en internet, que a efectos de lo que perseguimos aquí es casi como decir el mundo).

Otra cuestión es el copyright de esas pequeñas fotos. En realidad se van a ver en miniatura, como si fueran un pixel, por lo que si somos de moral relajada podremos considerar que no estamos usando la fotografía como tal. ¡Pero si hacemos un zoom lo suficientemente grande, por supuesto que podremos ver el contenido fotográfico de cada uno de esos pequeños puntos! Así que yo creo que sí existe un problema de violación de derechos de propiedad de los 400 fotógrafos, o 1.600, o los que sean propietarios de la foto-teselas, dependiendo del número de teselas que finalmente utilizaremos.

¡Corramos un tupido velo sobre este asunto!

La labor de seleccionar 1.600 fotos, si lo hicieramos manualmente, de entre todas las que existen en el mundo, de forma que cada una de ellas juegue el papel de un pixel de otra fotografía que nosotros "tenemos en la cabeza" es, como se puede suponer fácilmente, hercúlea. ¡Necesitaríamos miles de horas y una capacidad de visualización espacial enorme! Así que, la única forma práctica de hacer un mosaico fotográfico es ayudándonos un programa informático que tenga la paciencia que a nosotros nos falta.

En realidad, para un ordenador es un trabajo bastante sencillo: nosotros le daremos una fotografía que muestre la imagen que queremos formar con el mosaico; le diremos cuantas teselas queremos utilizar (por ejemplo 1.600); y él se pondrá a buscar incesantemente en Internet cientos de miles de fotos, comparando cada una de ellas con las 1.600 partes en la que habrá divido la fotografía que queremos convertir en mosaico y decidiendo en cuál de ellas encaja mejor para jugar el papel de pixel.

Supongamos que el programa analizara 100.000 fotografías para formar el puzle. Sin más que hacer una simple multiplicación podremos darnos cuenta de que el programa tendrá que hacer 160 millones de comparaciones para formar el puzle. De esto se deduce una cosa inmediatamente: Para hace un puzle de calidad, incluso utilizando un ordenador potente, necesitaremos mucho tiempo.

Es más, cuanto más tiempo le demos al programa para hacer búsquedas y comparaciones, más calidad tendrá en resultado final.

Existen muchos programas, algunos gratuitos y otros no, que nos pueden ayudar a realizar un puzle fotográfico. En este caso yo voy a utilizar uno de los más reputados, que además es gratuito, dentro del universo Mac, pero, por supuesto, existen programas similares que funcionan con Windows.

El programa que aquí utilizaremos se denomina MacOSaiX y fue desarrollado por un ingeniero de software norteamericano llamado Frank Midgley, que después de obtener su titulo en Ciencias de la Computación en la Universidad de Princeton se especializó en visualización computerizada, interacción hombre-máquina y representación el conocimiento y, entre otras muchas cosas, desarrolló este excelente programa que se ha convertido en un clásico para hacer mosaicos fotográficos.

(c) Mamuga

Foto 2: Retrato de Frank Midgley, desarrollador de MacOSaiX



Se trata de un programa muy sencillo de utilizar, que puede buscar fotografías en diferentes sitios, según las preferencias del usuario: En un disco local (en el ordenador donde se está haciendo el mosaico), en flickr, en Google Image Search, etc.

Por supuesto MacOSaiX permite que sea el usuario quien decida cuantas teselas tendrá el mosaico y, a media que el proceso va avanzando, muestra en una ventana el resultado de su trabajo, de forma que el usuario puede ir viendo, en tiempo real, como va mejorando la calidad del mosaico generado.

El propio programa es capaz de evaluar la calidad del resultado obtenido en términos porcentuales. Es decir, un 100% significaría que hemos logrado una coincidencia absoluta entre el mosaico elaborado y la imagen original (nivel de calidad que prácticamente es imposible de alcanzar, ya que eso significaría que no hay ninguna diferencia entre imagen original y mosaico final, por lo que no se trataría de un mosaico).

En definitiva, el funcionamiento del programa es iterativo: es decir, teóricamente nunca terminará, porque la calidad 100% es imposible de alcanzar, por lo que el prograna continuará indefinidamente buscando nuevas fotos que mejoren la calidad alcanzada hasta ese momento. En la práctica, es el usuario el que va viendo tanto el estado del mosaico elaborado hasta determinado momento, así como el porcentaje de calidad alcanzado y, cuando él lo considera conveniente detiene la ejecución del programa y, en ese momento, puede almacenar el resultado obtenido en el formato que considera más apropiado.

Para ilustrar el comportamiento del programa vamos a reproducir aquí un mosaico generado con MacOSaiX después de veinticuatro horas de procesado y logrando un nivel del calidad del 92%:


(c) Mamuga

Foto 3: Fotografía original


(c) Mamuga

Foto 4: Mosaico obtenido después de 24 horas de trabajo (por parte del programa) utilizando como fuente de información flickr


(c) Mamuga

Foto 5: Detalle del ojo derecho (según se mira) con un zoom a tamaño real


(c) Mamuga

Foto 6: El mismo mosaico reproducido en la Foto 4 pero mejorando mediante un truco: superponer sobre el mosaico la imagen original con nivel lo suficientemente bajo de fusión como para que no se pierda el efecto mosaico, pero con lo suficientemente alto como para el parecido con la imagen original sea superior.


Como puede verse por el mosaico realizado con esta fotografía de una muchacha vietnamita, el resultado logrado por el programa es bastante aceptable y puede servir para lograr imágenes graciosas para determinados uso, como puede ser una felicitación navideña, la portada de un libro, . . . que podríamos usar libremente, salvo por el problema derivado del copyright de las foto-teselas.


 
Privacidad    Condiciones de uso   Copyright